Despidos

Laboralistas repudia el programa oficial de despidos en el Estado

Documento ante los despidos en INTI, SENASA, ENACOM, Radio Nacional, Hospital Posadas y otras dependencias

El Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Modernización que conduce Andrés Ibarra, ha puesto en marcha la unificación de todos los planes de reordenamiento de personal, cuentas y funciones de los diversos organismos públicos.

Lejos de la mentada implementación de programas modernos para hacer del Estado un lugar más eficiente – así se proclama en sus objetivos –, la fusión de áreas o funciones implicó un severo ajuste con el recorte de personal a través de despidos masivos en varios Ministerios, entre ellos el Ministerio de Defensa – con el desmantelamiento del área de Derechos Humanos -, el ENACOM, SENASA, Fabricaciones Militares, INCAA, Radio Nacional, Canales Encuentro, Paka Paka y Deportv, en la TV Pública, la ANSES, Yacimientos Carboníferos de Río Turbio, Hospital Posadas y el INTI, entre otros sectores.

A esto se suman otros miles de despidos producidos por los gobiernos provinciales, por el gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y por los gobiernos municipales.

Los despidos no sólo repercuten salvajemente en la esfera individual de cada trabajador o trabajadora que queda en la calle, después de años de labor, sin un sustento para ellos y sus familias. También se afectan áreas sensibles ligadas al desarrollo nacional de la industria, la ciencia y la tecnología; la defensa de los derechos humanos y las que se encuentran vinculadas al desarrollo social, la salud y la cultura.

El ajuste se produce en un cuadro de absoluta precariedad de las relaciones laborales en el Estado: contratados que trabajan años sin ser formalmente incorporados a planta permanente, trabajadores de plantas “transitorias” que permanecen dentro de esa categoría cumpliendo funciones “permanentes”, el abuso del sistema de contratos “tercerizados” y proliferación de contratos bajo régimen de monotributo. También, en esta etapa, se suman casos de planta permanente o contratados por tiempo indeterminado bajo la Ley 20.744. Con los despidos, se incluyen también planes “forzados” de retiros voluntarios.

La voluntad unilateral y arbitraria del Poder Ejecutivo Nacional constituye una violación a los derechos y garantías constitucionales de todas las trabajadoras y trabajadores perjudicados. Se viola la garantía de estabilidad consagrada en el artículo 14 bis de la Constitución Nacional que fue inserta en la norma fundamental con el objetivo de que ningún partido político que gobierne pueda disponer de los puestos administrativos como botín de guerra – ese fue el fin perseguido por los constituyentes en 1957 y ratificado en sucesivas oportunidades por la Corte Suprema de Justicia de la Nación entendiéndose que existe un claro interés público en la proscripción de la arbitrariedad jerárquica o de la política partidaria en la organización estatal.

Desde la Asociación de Abogados y Abogadas Laboralistas señalamos a los despidos masivos en el sector público como violatorios de los derechos constitucionales y la proteccion de la persona que trabaja, constituyendo una medida ilegítima de gobierno. Expresamos nuestra solidaridad con todos los trabajadores y trabajadoras afectados y con las acciones colectivas llevadas por las organizaciones sindicales en su defensa. Manifestamos nuestro acompañamiento al paro nacional y la movilización convocada para el día 15 de febrero por diversas organizaciones gremiales y sociales.

Consejo Directivo – Asociación de Abogados y Abogadas Laboralistas.